Queremos ayudarte a superar tus problemas, manejar tus emociones y así lograr una vida más plena y satisfactoria. Ofrecemos un tratamiento personalizado y adaptado a las necesidades y características de tu caso..

PSICOLOGÍA ADULTOS

Lo más importante de nuestros clientes es que han dado el primer paso, buscan afrontar y superar todos los problemas que les acechan desde hace mucho y no les permite tener una vida plenamente satisfactoria.
A continuación, puedes consultar los problemas más comunes consultado a los psicólogos.

Estrés
Malestar
Desanimo
Sufrimiento
Problemas de pareja
Relajación
Sobrepeso y obesidad
Habilidades sociales
Autoestima
Entrenamiento para dejar de fumar
Autocontrol
Problemas de sueño
Toma de decisiones
Dependencia emocional
Psicoeducación
Rupturas matrimoniales
Confianza
Gestión del tiempo
Asertividad
Enfados
Problemas con el juego

No obstante, si crees que tu problema puede ser otro no dudes en consultarnos, podemos ayudarte.

PSICOLOGÍA NIÑOS Y ADOLESCENTES

Es de suma importancia identificar con la mayor brevedad posible los problemas que puedan presentar los menores, ya que, dependiendo de la problemática puede derivar en graves consecuencias negativas.

Si tu hijo tiene problemas escolares, no duerme bien, tiene conductas inadecuadas, bajo estado de ánimo,… no dudes en consultarme.
Ayudaremos a tu hijo con:
AUTOESTIMA
PROBLEMAS DE CONDUCTA
PROBLEMAS DE SUEÑO
FRACASO ESCOLAR
MIEDOS INFANTILES
HABILIDADES SOCIALES
TECNICAS DE ESTUDIO

PSICOLOGÍA JURÍDICA

Entre muchas de las funciones del psicólogo forense, se encuentra el asesoramiento a los órganos judiciales sobre la idoneidad para ejercer la guardia y custodia de los menores. Entre sus actuaciones está la evaluación psicológica, conductual y relacional de los progenitores mediante el uso de pruebas de psicodiagnostico, entrevistas y observación, elaboración de los informes periciales y ratificación del mismo ante el juzgado.
La psicología forense es la rama de la psicología que interviene en los procesos judiciales con el fin de aportar datos y conocimientos que ayuden al sistema judicial. La función de los profesionales de la psicología forense es recopilar, estudiar e interpretar correctamente los distintos datos psicológicos que puedan aportar elementos importantes de cara a un juicio.
Consiste en un proceso que incluye distintas fases, empezando por estudiar el caso y el expediente, seguido de una exhaustiva evaluación centrada en el objetivo del peritaje, la elaboración del informe pericial y, en caso de ser necesario, la asistencia y ratificación del mismo ante un tribunal.
Las funciones específicas del psicólogo son la evaluación psicológica, conductual y relacional de los progenitores sobre la idoneidad para ejercer la guardia y custodia de los menores mediante el uso de pruebas de psicodiagnostico, entrevistas y observación y posteriormente la elaboración de los informes periciales con el objetivo de asesorar a los órganos judiciales.

COORDINACIÓN DE PARENTALIDAD

En numerosas familias, tras la separación de la pareja, existen sentimientos de ira, amor, odio, resentimiento, despecho, etc. Si no se superan esas emociones de forma positiva pueden llegar a perpetuar el conflicto, generando graves problemas de parentalidad, pudiendo desembocar en severos trastornos psicológicos no solamente de los progenitores sino extendiendo todo ello a los hijos. La familia tiene que llegar a entender que se rompe la pareja pero no la familia y que el objetivo principal es conseguir el mayor bienestar de los menores.
Para pacificar los conflictos parentales de alta intensidad, existe una figura esperanzadora para las familias que es el coordinador de parentalidad. Este profesional puede ser voluntariamente aceptado por ambos progenitores o ser impuesto por el juez.
¿En qué consiste? La Coordinación de Parentalidad es un proceso alternativo de resolución de conflictos centrado en los menores donde un profesional de la salud mental o del ámbito jurídico con formación en mediación, asiste a progenitores en situación de alta conflictividad a implementar su plan de parentalidad, ayudándoles a resolver sus conflictos de forma consensuada, tratando de normalizar las relaciones familiares, psicoeducando sobre las necesidades de sus hijos y protegiendo a los menores del impacto de esos conflictos.
Los beneficios de acudir al servicio de coordinación de parentalidad son: Reducción de conflictos, consecución de acuerdos consensuados, parentalidad positiva, aumento del bienestar en los menores, menor coste económico, equilibrio familiar, mejor comunicación, cese de denuncias, equilibrio emocional, entre otras.
Si te encuentras en un proceso de separación o divorcio con alta conflictividad, no dudes en contactar conmigo.

-